La Primera Del Año, Orellana 2019 Noticia TVE

Cáceres: IV TRAIL SIERRA DE LA MOSCA y 10,5KM IX MEDIA MARATON

Por una vez, empezaré por el final... ya que con los quehaceres en el fin de semana de la Milla y el Triatlón, tuve que dejar aparcada la Carrera de 10 kilómetros de Cáceres disputada el 12 de abril.

Como decía, os informo de la última carrera de un #orellanarunner, que últimamente está muy sólo cuando sale del pueblo, pues los compañeros no se animan. Por el contrario, si los de U Lagartu Running. que no fallan y gracias a ellos y a mi "suporter" número 1, puedo compartir esta pasión.

Sin lugar a dudas, la carrera más especial de todas las que he disputado. Parece que siempre, una vez finalizada es la más bonita la última, por ser la más cercana, pero este reto no tiene nada que ver con los otros que hasta ahora me había planteado y por eso pienso que no se puede comparar con ninguna otra.
El disfrute de correr por montaña, descubriendo la naturaleza...
Los sentimientos, alegría y dolor, están al límite...
El espíritu, menos competitivo que suele haber en estas pruebas...

Todo junto hace que, el Trail Sierra de la Mosca, haya sido eso, la carrera más especial.
Casi 32 kilómetros, primer gran problema que afrontar, hasta ahora la mayor distancia que había corrido fueron los 27 de Quintana, y excepto algún tramo, esta última ha sido más exigente. Sin pensarlo, pues decidí inscribirme la semana antes, a punto estuve de hacerlo en el trail nocturno de 18km, pero ese día estaría eufórico por algún buen entreno y me vine arriba... por lo que nada de preparación específica ni especial para la prueba, excepto una salida el pasado miércoles de poco más de hora y media por nuestra sierra, que a decir verdad vino bastante bien por lo similar del recorrido.

Aquí os dejo el perfil y el enlace a wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5281767 de la preciosa ruta en la Sierra de la Mosca.

A la falta de descanso habiendo dormido poco, se le sumaría el madrugón, pues estábamos el sábado en pie a las 6 de la mañana, para llegar con hora de recoger el dorsal, se sumaba el calor, algo menos sufrido gracias a las sombras de los árboles de la sierra cacereña. Empiezo muy atrás, hablando con los compañeros lagartos que habían descansado aún menos que yo, pues corrieron la nocturna e iban a hacer la combinada, pero me sentía muy fuerte y tiré para delante.
Los primeros 5 kilómetros no paraba de adelantar a corredores, pero tampoco sabía muy bien los que había por delante, hasta que alcanzo al conocido por todos los amantes de las Carreras por Montaña "Dioni", al verle ya me planteo parar un poquito y seguir a su lado unos kilómetros, pero cerca del diez, en una subida que para mi no era dura, mis dos acompañantes se ponen a andar, yo reacio sigo corriendo y les saco bastante distancia.

 Pasan  los kilómetros y cada vez disfruto más, hasta que rondando el kilómetro 14 noto un amago en un gemelo, no recuerdo bien cual fue el primero en avisar... bajo el ritmo y pienso que me lo debo tomar con calma, pues queda más de la mitad de la carrera. Pero como decía, poco después el otro gemelo también se pone rebelde, estoy llegando a un avituallamiento y pienso en descansar y estirar bien, y así me lo tomo. Estuve más de 5 minutos bebiendo, estirando, comiendo, recuperando y uno de los voluntarios me ofreció echarme el "bendito" reflex, yo siempre reacio a estas cosas, por una vez accedí y me hice un masaje... reanudé la marcha y no parecía tener molestias, habían desaparecido por el momento.

Aún así mi ritmo había bajado, perdí 5 o 6 puestos y me comenta otro voluntario que voy el 12, por lo que me pongo a echar cuentas y entiendo que iba demasiado rápido antes de sufrir los calambres, pero ya estaba hecho, sólo quedaba apretar los dientes e intentar acabar.
Pasan unos kilómetros y las molestias se multiplican, se unen los cuádriceps a la fiesta, sobre el 18 paso delante de una ambulancia y por mi cabeza, un segundo se pasa montarme y abandonar, pero cojo aire, suspiro y continúo la marcha, quedaba poco para el siguiente avituallamiento y misma operación que el anterior. A todo esto, no perdí en ningún momento el humor, los voluntarios hacían más ameno el camino, las cuestas ya las subía andando, si forzar y cuando corría lo intentaba hacer para que sufrieran lo menos posible gemelos y cuádriceps... un correr que sin duda se debía ver feo, pero el objetivo era finalizar.

Los siguientes kilómetros pasaron volando, a pesar de mi ritmo de tortuga, pero lo bonito del paisaje, un par de lagartos se cruzaban por delante, una serpiente salía disparada de una piedra que pisaba, aves, todo un paraje natural que mantenía los sentidos alerta y te permitían disfrutar.

Llegaría al avituallamiento del 24, y misma operación que en los anteriores, con mucha calma y sin pensar en los corredores que me pudieran adelantar, preguntando si la subida que quedaba era muy complicada, cosa que por otro lado ya sabía, pero con la esperanza de que contestaran otra cosa. Nada, dos kilómetros más subiendo, andando rápido, me sorprendió que recortase distancia con los que me precedían, pero en cuanto coronamos, un último avituallamiento que me tomo con calma, pues a pesar de restar sólo tres kilómetros y ser favorables, en las cuestas abajo sufría mucho más y el llano era un suplicio, los calambres eran cada vez más dolorosos, por momentos maldije haberme apuntado a esta locura, pero finalmente todo mereció la pena.
 Allí estaba esperando mi chica, con cara de preocupada, pues me preguntó que cuanto tiempo me llevaría y le comenté que mi idea era unas 2 horas 45 minutos, al final debido a todos los problemas que tuve y que fue más dura de lo que imaginaba, fueron 15 minutos más, que al que está esperando y te quiere bien, se le hacen largos.

Muy contento minutos después, una vez llené los depósitos con el variado y abundante avituallamiento de meta, una ducha que a pesar de ser con agua fría, supo a gloria... estuve esperando a los compañeros Lagartus que no llegaban, me asomo a ver una clasificación en el tablón de los 50 primeros que llegaron a meta por curiosear y veo que finalmente acabé el 16º, mismo puesto que en Quintana de la Serena, miro mi categoría, Senior "B" (de 35 a 39 años) y veo que pone 2º, vaya sorpresón... y a muy poquito del primero, pues me adelantó en el último avituallamiento.

Pues nada, a esperar para recoger el trofeo que no venía sólo, pues mis compis de U Lagartu, también consiguieron subir al podium en sus categorías, Juan (68 en la general y 3º en Veteranos 2) y Jose María (3º en Jóvenes, 77 en la general).

Para el recuerdo:

3h 02' 53" / ritmo 5:34/km (Posición general: 16 / Senior "B": 2º)
Aquí os dejo la Clasificación final, aunque es lo de menos en esta experiencia.


Sin dudarlo, de las mejores decisiones que he tomado este año y federarme en Montaña, gracias a la ayuda de U Largartu Running. Pues es otra historia... 

Próximamente galería de fotos aquí.

Otras crónicas:
http://castraservilia.com/noticias/cronica_del_trail_sierra_de_la_mosca_2015_372
http://sipotetrailmerida.blogspot.com.es/2015/05/carrera-garganta-de-los-infiernos-y.html
http://maratonzihuatanejo.blogspot.com.es/2015/05/el-trail-sierra-de-la-mosca-31.html
http://salamancaraids.blogspot.com.es/2015/05/la-sierra-de-la-mosca-en-caceres.html
http://lanchacabrera.blogspot.com.es/2015/05/cronica-trail-sierra-de-la-mosca.html
http://zancadasblanquinegras.blogspot.com.es/2015_05_01_archive.html
http://maratonzihuatanejo.blogspot.com.es/2015/05/la-cronica-de-mi-mini-trail-sierra-de.html
----------------------

Dos años más tarde, volví al mismo sitio, una ciudad que por muchas cosas será especial para mi, pues han sido muchos los años que viví en ella e hice buenas amistades. En lo deportivo, tomé la decisión de correr y empecé, tras la rotura del cruzado anterior, a fortalecer la rodilla y no operarme.


Por aquel entonces, en el 2012 decidí correr los 10 kilómetros porque la Media Maratón me parecía un mundo, esta vez venía de competir en la Media Maratón de Mérida hacía un mes y muy satisfecho, pero prefería recordar las sensaciones de la carrera corta y comparar la mejora que debe haber con el tiempo. El recorrido, muy similar a la última vez, subiendo en el primer kilómetro a la parte monumental, algo que me encanta y con lo que disfruto, y con la euforia salgo rápido, tanto es así que los primeros kilómetros me marcan 3'50" y 3'45", pero en la avenida Hernán Cortés me lo tomo con más calma y bajo el ritmo, me siento algo atascado en los siguientes kilómetros, hasta que me doy cuenta en el 7,5 km que me queda poquito para acabar y tengo que darlo todo, empiezo a apretar y subir el ritmo, voy rápido y acabo con mucha fuerza y sin sufrir demasiado, a pesar del calor. Finalmente entro en meta con un tiempo de 41' 46", 13º en la Clasificación final, mejorando en 5 minutos lo de hace dos años y quedando muy cerquita de mi mejor marca en los 10.000, pues salió a 39' 06".


Poco después, pude disfrutar de la entrada en meta con un emocionante final entre Juan Luis Cirujano y Humberto Cerezo, donde este último se proclamó vencedor. Además, di rienda suelta a otra de mis pasiones, la fotografía "Álbum de fotos IX Media Maratón Cáceres".

El año que viene, dos pruebas a las que intentaremos ir, sin lugar a dudas.

2 comentarios:

  1. Muy buena carrera en el Trail de la Mosca. Y buen blog, a ver si nos vemos en La Pencona !!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí nos vemos el domingo, aunque participaremos en la corta ;P

      Eliminar